Feria Medieval

La historia de Peratallada está estrechamente ligada a la época medieval. Es en este período cuando tenemos los primeros testimonios escritos sobre la villa. Algunos documentos del siglo X la mencionan con los nombres de "Petra scissa« y «Petra cortada». El castillo de Peratallada, alrededor del cual quedó resguardada la población, fue el centro de la baronía que pertenecía a dicho linaje de los Peratallada, documentados desde el siglo XI.

El núcleo recuerda esta vinculación con una feria de época que se celebra cada año el primer fin de semana de octubre y aprovecha como escenario las calles y plazas del casco antiguo, donde aún es posible captar la esencia de aquel período.

Comediantes, juglares, titiriteros, cuentacuentos y todo tipo de personajes de época volven a ocupar el pueblo, en el que se recrea un mercado medieval. En las paradas se pueden encontrar todo tipo de productos elaborados artesanalmente: quesos, miel, hierbas, pan, pasteles, etc.

La oferta comercial se complementa con exhibiciones de oficios tradicionales como el de zueco, cestero, hilandera, entre otros. Paralelamente, se celebran una serie de actividades lúdicas y culturales abiertas a la participación del público asistente.

Año tras año, en Peratallada, se vuelve al pasado medieval en tiempos de los barones de Peratallada.

Todo comienza con el Pregón, seguido por una Pasacalle por plazas y calles, luchas medievales, música, teatro y espectáculos por las calles empedradas.